domingo, 21 de noviembre de 2010

BARRIO CENTENARIO: 100 AÑOS


Haciendo un poco de Historia
Por: Hernán Vargas
Fotos: Marcela Vargas, 20 años

La génesis del Barrio Centenario se remonta según dicen algunos historiadores informales a la época de los caudillos federales pues era una gran planicie y hacían sus ejercicios las tropas del Brigadier Estanislao López, a fines del siglo IXX la ciudad asentada y fundad por Juan De Garay ya caminaba hacia un progreso, disponiéndose urbanísticamente como un damero. El suelo que habitamos hoy era un lugar totalmente natural abundante en árboles autóctonos y con la fauna característica de la región: Zorros, víboras, iguanas, lagartijas, comadrejas y aves como los crestones, siriríes, chajaes, carau, perdices y martinetas que según dicen Don Giuseppe Tardivo les dio exterminio con su escopeta.
Así como Don Giusseppe muchos inmigrantes llegaron de Europa y al no poderse adaptar a la vida rural, emigraron a la ciudad de Santa Fe comenzando así a poblarla. Algunos eligieron aquel paraje casi inhóspito para asentarse, pero fue una tarea difícil porque debieron adaptarse a la geografía, así comenzaron a levantar los primeros ranchos, casillas de madera y viviendas tipo lacustres.
El río no les daba tregua, muy frecuentemente anegaba todo, tuvieron que desmalezar, combatir las alimañas, puntearon cueva y madrigueras, voltearon tacuruses (hormigueros de mas de 1 metro de altura). Así los pioneros de comienzos del siglo 20 resistieron para quedarse a vivir en lo que hoy es nuestro lugar.
. En 1910 estos terrenos que se conocían como paraje “Las piedras” o la “Fabrica de Candiotti” (una curtiembre de suelas) propiedad de los Sres. Betemps y Bouvier, fueron loteados en el “Café de Paris” frente a Plaza España y dieron origen al Barrio Centenario. Así se realizaron los planos de urbanización, mediante la ordenanza Nº 1092 del 26 de Octubre de 1910 se lo denominó “Centenario” por cumplirse los 100 años de la revolución de Mayo de 1810.
Así se pobló de a poco, llegaron inmigrantes españoles, italianos, franceses, polacos, también habitantes de la zona de la isla y de otros barrios.
Con los años se erigieron instituciones y emprendimientos, entre ellos podemos citar
los puertos de frutas y verduras, el varadero de Barcos propiedad de Carlos Sarsotti,
El Tiro Federal, “La Noria” que proveía agua a las quintas cercanas y a las familias pues no había el servicio de agua potable y se ubicaba donde hoy es Calle Colón al 3000, había tres astilleros pertenecían a las familias Palacio, Müller y Sarsotti, la Quinta de los Torres, las fabricas de baldosas, ladrillos y tejas, el aserradero de los Masino y la fabrica de cajones de madera de los Sesma.
Pero el progreso se iba haciendo muy lento, pues no había red de agua, luz, riego de calles, no ingresaban los transportes públicos, ni había recolección de residuos, defensas contra las inundaciones, etc. Gracias al esfuerzo de los vecinos (surgieron los primeros dirigentes barriales) que reclamaron insistentemente por las numerosas necesidades y así por el año 1933 llegó el tendido eléctrico que favoreció la puesta en marcha de muchas de estas fábricas y comercios, mejorando el aspecto de marginalidad que tenía. En 1940 se proporciona agua potable mediante canillas públicas que con el tiempo se convirtió en red domiciliaria. En 1943 el gobierno decide la instalación del Escuadrón de seguridad de caballería en calle Urquiza y José Hernández lo que actualmente es la Agrup. Cuerpo de la Unidad Regional 1 donde funciona el comando radioeléctrico y el cuerpo Guardia de infantería.
En el ámbito educativo, desde el año 1915 se radicó en el barrio la Escuela Nº 20 “Dr. Mariano Quiroga”, que obtuvo su nombre actual por decreto en el año 1922, luego sus instalaciones se ampliaron por la gran cantidad de alumnos que concurrían.
El barrio no crecía de acorde al resto de la ciudad, calles sin pavimentar, falta de transporte público que ingrese al barrio, de un centro asistencial y seguía soportando el problema más grave que eran las inundaciones que provocadas por el caudaloso río Paraná.
Un 3 de Noviembre del año 1957 se convocó a una asamblea en el denominado “recreo de las familias” situado en Zavalía y O´higgins de Don Antonio Gambandé.
Allí congregados un importante número de vecinos deciden fundar la Asociación Vecinal Barrio Centenario y toma un verdadero espíritu vecinalista pues consta en el acta de fundación que una anterior sociedad vecinal tenía cierta caracterización partidaria según la comisión de enlace de sociedades vecinales. Con estas nuevas consignas sería una entidad libre de toda idea política, religiosa y su misión principal es bregar por el adelanto del barrio y el bienestar de sus habitantes.
Se hace referencia a la junta provisoria Pro-defensa del Barrio Centenario, que como tarea principal era actuar durante las inundaciones para contener las aguas.
Siendo las 10:45 se nombra una comisión provisoria que tuvo como Presidente al Sr. Luís Cejas, Secretario de actas a la Sra. Julia B. de Ribles y al Secretario general Santiago Luís Duso.
En el año 1958 logra la personería jurídica mediante el decreto 4650 y se modifica el 14/06/1968 mediante el decreto 02800.

A lo largo del tiempo fueron muchos los logros conseguidos por la Asociación Vecinal y los vecinos; Citaremos los más significativos:
- Ingreso del transporte publico al Barrio en el año 1961 con la entrada de la Línea 3 (que dejo este año de ingresar y fue reemplazada por la línea 5), mucho años después con la pavimentación de calles (año 1982) lo hicieron la Línea 4 empresa “San Jerónimo” y la Línea 8 empresa “Villa Guadalupe” que trasladaba a los vecinos hasta el Hospital Cullen y el de niños (año 1984).
- Pavimentación y obras de desagües desde calle Malvinas hasta Colón y Nicasio Oroño hasta Nicolás R. Peña (año 1979).
- Reubicación del centro asistencial que funcionaba provisoriamente en la capilla Santa Sofía al actual local de calle Rómulo Pietranera 3164, que fue adecuado para brindar los servicios de salud a la población (año 1958).
- La creación de la guardería infantil en el año 1960 y desde el año 1990 funciona como Centro de Acción Familiar N° 22 “Gabriela Mistral”.
- Creación de la biblioteca popular “Dr. Leopoldo Bouvier” (año 1965).
- Gestión para la instalación definitiva de los servicios de red de agua potable, Luz, gas natural y cloacas(1997).

viernes, 25 de junio de 2010

MI BARRIO: 12 de Octubre







Por: Adriana Alegre, 25 años
Fotos: Adriana Alegre, 25 años

El barrio 12 de octubre es tan pequeño que casi nadie en la ciudad conoce muy bien dónde queda; a diario me encuentro explicando dónde ubicarlo y todos concuerdan en que es Santa Rosa de Lima, pero no, es otro barrio: 12 de Octubre. Abarca 5 cuadras de norte a sur y 3 de este a oeste, la entrada al barrio esta cercada por las vías del ferrocarril lo que lo convierte en una olla en épocas lluviosas y la boca del lobo para el que tiene que ingresar o egresar a diario; esta ubicado en el sur oeste de la ciudad a solo 10 minutos de Casa de Gobierno y el centro.
Me gusta ser optimista y comenzar diciendo lo que tenemos, y no pensar en todas las carencias que padecemos: en el barrio contamos con 1 Escuela, 2 Iglesias (1 evangélica y 1 católica), y una Vecinal que todavía no entiendo qué función cumple, después de eso no tenemos mucho más. En materia de estadísticas me arriesgo a decir que el 35 % de los jóvenes terminan la secundaria, con suerte, el 55% abandona a comienzos de la secundaria o ya en la primaria misma, y solo un 10% comienza un estudio terciario o universitario que en la mayoría de los casos no termina por falta de recursos.
En cifras no puedo decir mucho con respecto a las jóvenes que se embarazan a temprana edad, se drogan, se prostituyen, o son obligadas a prostituirse, muchas veces por sus propias familias, para sustentar el hogar; son niñas, la mayoría, por las que nadie se preocupo para brindarles una educación, que padecen mucha falta de atención, contención, pero por sobre todo les falta comprensión, porque toda la sociedad, cuando las ven por las calles de la cuidad solo piensan que es una “negra” más, vaya a saber de que barrio, y “mala”, pero nadie se pregunta qué la llevo a esas circunstancias.
No se de quién es la culpa, el Estado hace responsable a la sociedad, la sociedad hace responsable al Estado, es una bola que va y viene pero nadie se hace cargo y sólo se ponen trabas.
La mayoría de nuestros padres son personas que han venido del norte del país o de la provincia buscando algo mejor (y bueno es así como se forman las grandes ciudades), pero la realidad actual es muy distinta de la que imaginaron; en el barrio, los abuelos, y personas de allí, se ven expuestos a diario a robos por parte de los mismos chicos del barrio, niños a los que ellos vieron crecer; la policía no hace mucho: el deterioro de las calles imposibilita que ellos puedan hacer un seguimiento, y otras veces el acuerdo que (según corre el rumor) tienen los mismo mocosos con la policía; la indignación de los vecinos trata de buscar culpables, pero esto sólo es consecuencia de la negligencia y el abandono, a mi parecer, del Estado.
Quiero recordar que sólo tenemos 2 iglesias y 2 entidades públicas, pero sí estamos llenos de vendedores de droga y armas. Pero de eso nadie se preocupa, ya que son negocios rentable para algunos, y según todos saben, tienen sus arreglos con la policía, porque sino no se entiende como se manejan con total impunidad.
No puedo seguir escribiendo más de lo que ya muchos saben, sólo puedo dar fe que el 50% quiere que esto cambie, y el otro 50%, sencillamente, no lo puede cambiar.




COMENTARIOS DE ADOLESCENTES QUE VIVEN EN EL BARRIO

*Vivir en mi barrio es muy difícil.
*Los tiros son cosa de todos los días.
*Los adolescentes no tenemos lugares para estar, para pasar un rato con los amigos. *Plaza no existe, iluminación en las calles, tampoco.
*Los chicos que no estamos en nada raro, tenemos que andar con cuidado por las calles del barrio.
*Las esquinas están llenas de vagos que se drogan y andan armados.
*Hay una sola calle asfaltada, las demás son de tierra, y la basura es la reina del barrio.
*¿Los basureros? Bien, gracias.
*Como se rompió una calle por la que entraban ya hace mucho tiempo que no entran al barrio, así estamos!

jueves, 22 de abril de 2010

PRODUCCIÓN AUTOGESTIONARIA DEL HABITAR




Las experiencias de autogestión plantean una lógica distinta y antagónica a la lógica del marco de las direccionalidades históricas que las políticas habitacionales en nuestro país han tenido, la cual es la lógica de la ganancia, de la transferencia de los recursos del Estado a las empresas.
Políticas predominantes de vivienda que no sólo subsidian a las empresas, que no sólo arrojan viviendas al mercado, sino que dejan a personas a su merced, personas que no tienen más opción que mal vender sus viviendas. Políticas que nada tienen que ver con una necesidad real y se comprueba desde los requisitos de acceso a las “viviendas”, a los resultados que las mismas han tenido.
Emprender un camino de trabajo desde este espacio requiere reflexionar qué calidad de vivienda, qué calidad urbana, qué calidad de relaciones queremos, qué hábitat construyen los compañeros en Buenos Aires y en Uruguay, y qué calidad han construido las políticas públicas. Pensar qué dan las cooperativas a la ciudad, al barrio, a todos y que está dando y qué dio en este sentido el mercado y sus lógicas que sólo buscan cuanto más puede dar un lote.
Hablamos de autogestión de las organizaciones sociales, no desde una mera instancia intermedia de transferencia desde el Estado hacia las empresas, no desde entidades transitorias, sino como sujeto central participativo de todo un proceso con base cierta no formal en la cooperativa, que confluye en la consecuente capacidad de administración de los recursos y ejecución autogestionaria de los proyectos. Son las organizaciones las que definen un modelo de ejecución – producción desde las lógicas solidarias para construir hábitat, es la cooperativa como modo de vida con remuneraciones dignas para trabajadores, fuera de la lógica de los subsidios.
Debemos avanzar en el proceso legislativo en Santa Fe a partir de pensar la construcción del hábitat como la construcción de “centralidad” y derecho a la ciudad, potenciando la construcción de las organizaciones a partir de las necesidades y proyecciones que de ellas surjan y no a partir de las opciones y condiciones posibles de acceso, uso y disfrute de la ciudad determinadas por el mercado especulativo.
La propuesta de las cooperativas autogestionarias es un proyecto de integralidad donde vivienda, educación, salud, cultura son inseparables, y esto es ir mucho más allá de la vivienda, esto empieza en la vivienda. Construyendo el derecho a vivir, el derecho a la ciudad, es la manera de no naturalizar las condiciones de vida, los planes de vivienda y la falsa seguridad de la propiedad privada.
La experiencia de las cooperativas autogestionarias no está instalada en Santa Fe y nuestra participación implica un proceso de formación en estos caminos organizativos y en qué significa la propiedad colectiva. Requiere que los que estamos interesados en participar - tanto organizaciones como espacios de gobierno - nos formemos con todo lo que ello involucra, no sólo conocer las experiencias sino también realizar el camino cooperativo autogestionario. Autogestión es relación genuina entre organizaciones y Estado y el proceso que nos demos también tiene que formarnos para esto, y es por eso que debemos entender el trabajo que nos demos como un proceso.
Debemos aportar tanto desde el territorio, las organizaciones y los ámbitos legislativos aquellos instrumentos y herramientas necesarios para dicho proceso. En este sentido es fundamental pensar una experiencia piloto que potencie el proceso legislativo.
Hablar de autogestión es hablar de propiedad colectiva como concepción y como expresión que tiene su par en la concepción de hábitat y no en la vivienda. Propiedad colectiva y propiedad privada como concepción de que es la vivienda y que es el hábitat, pensar cuales son los espacios y modelos de ejecución que una y otra permite.
Es importante preguntarnos si queremos el involucramiento en el proceso cooperativo de construcción de hábitat y ciudad de aquéllas historias de transformación que ganaron las posibilidades de poseer las tierras y la ciudad más disputada y “valorizada” del país.

ANTECEDENTES.
Ante la primera reunión, retomando el contenido del Seminario “Hacia Políticas Integrales de Autogestión de Hábitat”, consideramos que las experiencias de las organizaciones MOI y FUCVAM deben ser tomadas como antecedentes para el trabajo en pos de un marco normativo autogestionario. Esto se esgrime en la necesidad de no iniciar este camino de trabajo en la temática desde un punto cero, cuando podemos nutrirlo de décadas de una rica experiencia de organizaciones con sus aciertos y desaciertos.
FUCVAM:
La Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua cuenta con un desarrollo de cooperativas autogestionarias de hábitat y vivienda de 40 años con más de 25.000 familias cooperativistas en todo el país.
MOI:
Movimiento de Ocupantes e Inquilinos, organización que en la actualidad se constituyó como Federación MOI, cuenta con 20 años de historia de experiencia autogestionaria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La experiencia de las cooperativas autogestionarias va mucho más allá de la respuesta material a la necesidad de vivienda, se plantea una construcción integral donde salud, educación, vivienda y cultura son inseparables. Actualmente son tres las áreas de trabajo en el MOI, las cuales en la actualidad contemplan diversos proyectos. Área salud, área educación y área comunicación.
LEY DE VIVIENDA Nº 341 DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES
En el año 2000, después de un proceso de trabajo legislativo junto a otras organizaciones, se impulsa la Ley Nº 341 de financiamiento a organizaciones para la construcción de viviendas.
El proceso de elaboración e implementación de la ley 341 se ubica en un marco y contexto particular.
• En ciudad de Buenos Aires se cuenta con el artículo 31 de la Constitución, el cual puede considerarse un paso hacia la especificidad en la temática particular de la vivienda con respecto a la Constitución Nacional. Incorpora ejes específicos que contemplan la situación de regularización de locaciones encubiertas reconocidas como “Hoteles”, la radicación dentro de las reivindicaciones por parte del movimiento villero e impulso a planes autogestionarios, entre otros.
• Programa de emergencia habitacional Nº 525, el cual contempla préstamos individuales.
• A nivel nacional el INAES posibilita la transferencia en propiedad o transferencia en uso.
• Desde Uruguay FUCVAM es antecedente clave en propuestas políticas autogestionarias tanto desde los aprendizajes en sus 40 años de experiencia cooperativas autogestionarias como en la Ley Nacional de Vivienda uruguaya la cual en uno de sus capítulos contempla la política autogestionaria a partir del modelo de cooperativas de usuarios bajo propiedad colectiva o comunitaria.

En Santa Fe, junto al MOI en su etapa de nacionalización, La Búsqueda, y GriTTe, estamos desarrollando un proceso de convergencia y pertenencias, transitando hoy el trabajo para un marco provincial de Autogestión en la Producción Social del Hábitat, para ello venimos realizando el Taller Autogestión y Derecho a la Ciudad, en distintos ámbitos y organizaciones sociales.

domingo, 31 de enero de 2010

ENTREVISTA A SANTIAGO DUSO


ENTREVISTA A SANTIAGO DUSO
DIRECTOR DE LA CASA “MONSEÑOR VICENTE ZASPE



- Ante el fallo de agosto del 2009 de la Corte Suprema que descriminaliza la tenencia de droga para consumo ¿cree que el problema de la drogodependencia se soluciona con medidas como esta?
- Es importante aclarar con respecto a esa medida que, en realidad, es un fallo para un caso particular; es decir, se despenalizó para ese caso particular. Digo esto porque lo que circula o circuló por los medios, o lo que los chicos o familiares creen es que se despenalizó la tenencia para el consumo. La tenencia para consumo sigue estando penalizada: si agarran a una persona con sustancia esta va a ser penalizada. El antes mencionado fue un fallo para un caso particular, lo que si deja esto es un antecedente pero no es para lo general, fue dictado para este caso en particular. Si esto fuese en general favorecería en el sentido de que se lo trataría como un enfermo al paciente, que es lo que es, y no como un delincuente; en este sentido las políticas tendrían que cam- biar y el Estado tendría que disponer de recursos para trabajar en esta problemática.

- ¿Disponer de recursos es crear Instituciones como Nazareth o políticas que sean más profundas con respecto a esta problemática?
- Si bien Nazareth es una ONG, esta apoyada por el Estado a nivel de becas: existen becas de la Dirección Provincial de Adicciones, para menores de edad, y para los mayores que no tienen cobertura social está la Sedronar; esto con respecto a la cobertura y a la aparición del Estado. Hablamos de la despenalización de la drogadicción y aparece que esto es una enfermedad y que el Estado va intervenir con apoyo económico, y vemos en este momento que la Sedronar esta por caer, o sea esto significa que el Estado no va a aparecer, es decir, acá hay una contradicción: por un lado se despenaliza y se lo trata como un enfermo, y por el otro lado el Estado desaparece cuando tendría que intervenir no sólo en lo económico sino también con dispositivos para el tratamiento.

- ¿Cree que medidas como esta promueven el consumo?
- No, no creo que promueva el consumo; si me parece que nos provoca a pensar en el adicto, que es como hay que pensarlo, como un enfermo y no como un delincuente, y esto a nivel no solo interno, personal, sino social.

- ¿Por qué cree que la gente se droga?
- Los pacientes que llegan a Nazareth ya tienen un recorrido en el consumo de drogas, y ya no pueden manejar el consumo. Creo que se empieza a consumir a una edad crítica como es la adolescencia: por estimulación de pares, por pertenecer a un grupo, por transgresión a la autoridad; cosas que se dan en la adolescencia y por falta de identidad. Buscando la identidad empieza a consumir para pertenecer. Después vienen crisis particulares, individuales que pasan en cada historia familiar, separación de los padres, no separación, sexualidad, no sexualidad; pero, básicamente tiene que ver con las crisis de la adolescencia.

- ¿Qué ocurre cuando en la familia hay un integrante con problemas de adicción?
- Cuando se habla de drogadicción se hace hincapié en el consumo de cocaina y marihuana; por eso tenés alguien en la familia que toma alcohol, y eso se toma como normal, cuando en realidad estas teniendo realmente un caso de adicción. Eso es lo que pasa en el grupo familiar: la naturalización de algunos hechos como el consumo de alcohol y de marihuana. “Porque no pasa nada”, “si todos la consumen”, o “porque tiene beneficios sobre la salud”, es el no ver, porque es una droga social como el alcohol o porque parece que la marihuana sana, todo es para no ver, eso pasa en las familias, no se ve.
-Tratan de esconder el problema…
-No se si lo tratan de esconder, es que no lo ven; ver la situación es tener que hacer algo y parece que nadie quiere hacer nada.

-¿Cómo se trata a un paciente con adicción?
- Se trata principalmente con el apoyo familiar, el apoyo familiar es reconocer que tengo un hijo adicto, una pareja adicta, significa sacar esa venda, enfrentar esa situación, y hablar con la persona que tiene la adicción. Otra cosa fundamental en el tratamiento es que ese paciente que tiene esa adicción se haga cargo, que tome conciencia de la enfermedad, digamos, que acepte que esta en un problema, y que le esta haciendo mal, y que, a la vez, tiene que buscar ayuda. Solo no se sale de las drogas, es muy difícil salir, y solo, peor todavía. Es decir, hace falta conciencia del pibe, o de la persona, o del paciente que tiene la enfermedad, el apoyo familiar, y una Institución que lo guíe.

- ¿Cuál es el rol de esa familia en esa recuperación?
- Como te decía recién, es fundamental: la toma de conciencia, el acompañarlo, el guiarlo, el cambiar la rutina que tenía; que si antes se vendaban los ojos, ahora poder ver, y tener injerencia sobre el hijo: si antes lo dejaba salir y no le ponía límites en razón de los horarios tanto si llegaba a la 7 de la mañana como a los 2 días; ahora eso se terminó debe haber horario de salida, de llegada. Empieza a haber responsabilidades; pero ese cambio familiar es muy difícil, se trata de tomar las riendas del asunto, por eso la familia trata de no ver, pero, la familia es fundamental.

- ¿Qué pasa cuando se combina una droga con alcohol?
- …cuando se combina la droga con el alcohol…,bueno, es lo que hablábamos recién: el alcohol ya es una droga, social, pero es una droga; lo que pasa que llamamos drogas a las drogas ilegales como cocaína, marihuana…
Las preguntas que yo haría en vez de saber sobre esa mezcla, que seguramente es muy dañina, es ¿Qué nombre le pondremos a la droga cuando la legalicen? ¿No la llamaremos más droga? ¿Será más sano consumirlas? Entonces, ¿no necesito un tratamiento para salir de esto? Esto nos lleva al inicio de la conversación: la drogadicción es una enfermedad, consumas lo que consumas, el problema es la adicción, no si es legal o no.

- ¿Qué te llevo a trabajar en una Comunidad Terapéutica?
- Me parece que mi inclinación por este trabajo así como mi estudio de la Psicología me llevo mi interés por lo humano. Si bien estar en una Comunidad Terapéutica es un trabajo, y como cualquiera que necesita trabajo es una cuestión económica, a partir de eso encontré este trabajo que me encantó y que no esperaba que me gustara tanto. Lo interesante es poder compartir, no es un trabajo individual, en todos los sentidos tanto de tratamiento a un paciente, somos un equipo de trabajo tratándolo, y a la vez trabajamos con la familia, entonces somos muchos trabajando en el problema, somos todos parte del problema. Ese es un rasgo de la Comunidad. Pero, la verdad, por algún hecho específico de por qué trabajo con la adicción, no lo tengo; si pienso en aliviar el sufrimiento humano, allí sí, allí encuentro razones para estar en esto.

- ¿Cuánto tiempo hace que trabajas en esto?
- Hace seis años. Arranque a trabajar porque necesitaba pagar la facultad, y a partir de eso comencé a trabajar; siendo estudiante comencé en la Comunidad, conozco la Comunidad…hace seis años.

-Bueno, estas preguntas fueron elaboradas por los chicos de La Búsqueda, algunos no pudieron venir hoy, vino Maxi, te agradecemos por el tiempo que nos dedicaste.
-Gracias, Hernán; esta bueno esto de poder comunicar algunas cuestiones que para los medios de comunicación masivo fue un boom en su momento: supuestamente la legalización, cuando no lo fue; y poder trabajar sobre estas cuestiones y aclarar a los chicos y a los familiares dónde están parados, las cuestiones legales y los problemas en los que se pueden meter por una información mal dada en su momento. Gracias.


Las preguntas fueron realizadas por: José Osuna, 24 años
Leo Martínez, 22 años
Ezequiel Lezcano, 15 años
Coordinador: Hernán Vargas
Fotos: Maxi Ibarra, 18 años