miércoles, 23 de enero de 2013

…Mientras que Hay Vida, Hay Esperanzas…


Reportaje a Horacio Vivas (Villa Oculta)

Fui invitado por Marcela, una amiga de LA BÚSQUEDA a transitar por el barrio para conocer uno de los vecinos más famosos: Horacio Viva.  El taxi me dejo justo en la parroquia CRISTO OBRERO, nuestro punto de encuentro. Entré al lugar, y la encontré  armado el pesebre, -como pintándome que estábamos muy cerca de las fiestas de fin de año-, alce mi vista y había un mural de un carpintero realizando su oficio, era Jesús que antes de predicar y encontrar su verdadera vocación ayudaba con mucho amor a su padre terrenal.  Al terminar mi entrevista pensé en ambos, en Jesús y en  Horacio, sin querer compararlos, cada artesano en lo  suyo, mostrándome que en la humildad se encuentran las verdaderas grandezas.         

¿Qué tal Horacio?  ¿A qué te dedicas?
HORACIO-  en este momento yo estoy haciendo trabajos de mimbre, de todo tipo, como podrás apreciar: sillones, sillones mecedores, silloncitos para nenas, sillitas altas, bandejas, veladores, porta termos, que en los negocios de mimbrería no se ven ya que los mimbreros que trabajan para negocios mucho no se dedican a eso por una cuestión de tiempo.

¿Es muy dificultoso realizar este tipo de trabajo?
HORACIO- no es muy difícil, fíjate la posición en que estoy yo, en una silla de ruedas, y así estuve haciendo trabajos de cajones de 1 metro de largo, por 50 cm de ancho y 60 ó 70 cm de alto,  y nada es dificultoso cuando uno lo hace porque le gusta, yo esto no lo hago por necesidad ya que gracias a Dios tengo mi sueldo, yo soy jubilado provincial, no lo hago por una necesidad monetaria, lo hago primero para pasar el tiempo que tengo disponible y segundo me gusta.

Horacio, cuando trabajabas para la provincia ¿qué hacías?
HORACIO- Era empleado de seguridad, era policía, tuve un accidente el 5 de Diciembre del año 2000 que me dejó parapléjico, y acá estoy viviendo una segunda vida que lleva doce años en silla de ruedas.

¿Tu condición de estar en la silla de ruedas te limita para hacer mimbrería o con los años te fuiste adaptando y ya no te cuesta tanto realizar tus trabajos?
HORACIO- Claro, me fui perfeccionando con el tiempo,  para ciertos trabajos tengo incomodidad por estar así, la mayoría de los mimbreros usamos las manos para tejer y las piernas para sujetar, y en mi caso con una mano tejo y con la otra sujeto, me adapté,  y fui buscando la forma que nada me impida trabajar, y bueno lo fui logrando.

¿Qué tiempo te lleva por ejemplo hacer algo chico como un velador y algo grande como una silla?
HORACIO- y un velador de 60 cm de alto me lleva tres días porque tengo que mojar el material para empezar a trabajar y luego vuelta a mojarlo para moldearlo, que el mojado puede ser de 3, 4 o 5 horas dependiendo de como este el clima.

¿Los días lluviosos o de mucha humedad te impiden trabajar o para la mimbrería no modifica en nada el mal tiempo?
HORACIO-No, al contrario cuando llueve o hay mucha humedad es lo mejor que hay ya que se necesita de ambas, agua y humedad para poder trabajarlo. El mimbre es un material rígido que seco se quiebra o se astilla o se raja al medio dependiendo del tipo que estas trabajando, se puede trabajar a varilla entera, después están las cintas donde hay distinta variedad, hay como 3 o 4 variedades de cintas, y están las blancas que las podes trabajar hasta casi secas, pero las de color marrón o negras no podes trabajarlas secas por el proceso de teñido, porque la tocas y es un manteca, así que en Santa Fe con la humedad que hay se puede trabajar y si llueve es un espectáculo, tiras el material al piso y déjalo que llueva, ahora, no te favorece una tormenta porque el viento te quiebra las varillas y tenés que trabajar a resguardo, entre paredes. Y si hay mucho sol tenés que también trabajar bajo techo, eso hace que transpires muchísimo por la imposibilidad de prender un ventilador o un aire.
 
¿De donde te provees de la materia prima, se consigue fácil o cada vez se ve menos mimbre?
HORACIO- No, mimbre siempre va a existir, es un material de agua, un árbol que nace en el agua, y yo lo consigo del Tigre, Provincia de Buenos Aires, pero yo le compro a un señor de Paraná y cada dos o tres meses me lo transporta en cantidad y me lo dejan en la puerta de casa.

¿Hace cuanto te dedicas a esto? ¿desde el 2000, año en que tuviste el accidente?
HORACIO- desde el 2006; yo desde el 2000 al 2003, que nos inundamos, estuve con la rehabilitación y reducación de mi sistema, y luego, después del 2003, tuve que restaurar mi domicilio, y  cuando las aguas calmaron me dedique a trabajar de esto; como te digo en un principio fue un pasatiempo para hacer cosas para la casa, pero claro viene una persona te dice, que lindo haceme uno para mí, y luego a su vez ese trabajo lo ve otra persona, y así.

Mirá que cuando nuestros lectores vean la nota nos van a preguntar por vos.
HORACIO- Y mirá, hace unos días vino un muchacho de Jujuy, acá, y se llevo diez bandejas: redondas, ovaladas, y en Buenos Aires tengo puestos veladores, en Casilda, en Rosario, en Villa Gobernador Gálvez.

Pasaste las fronteras de Santa Fe.
HORACIO- Sí, soy interprovincial, (risas) digamos que sí , y todo empezó con una venta, porque yo no salía ofertarle a nadie, jamás, nunca fui a un negocio a decirle: mira, yo trabajo así…, no, no, todo empezó con una venta. Bolsos… perdí la cuenta los que he vendido.

Y ahora se impuso lo de llevar la bolsa a los negocios.
HORACIO- Y ahora se impuso mucho el bolso matero, muy práctico para llevar en el auto, la tía te va cebando mate y es para cualquier época del año, para ir a tomar mate a la costanera o al parque Garay.

Ahora para las fiestas ¿has tenidos mucho pedidos, buenas ventas o se vende parejo todo el año?
HORACIO- Estoy vendiendo lo normal, pero para las fiestas se venden muchos silloncitos, sillitas altas y mesitas, ahora no tengo para mostrarte de esas porque no hago stock, hago por encargue a medida que me piden las realizó porque no tengo un espacio físico donde ir guardando para que la gente venga a mirar y llevarse lo que quiera, yo trabajo de otra manera, te muestro lo que tengo hecho y si la queres me das tres días y te la hago.

Horacio, ¿estás dejando esto tan hermoso, tu legado, a algún alumno, para que sigan con este tipo de trabajo artesanal?
HORACIO- Tener no tengo a nadie, he tenido propuestas para enseñar en vecinales, para enseñar en LOS SIN TECHO, pero yo tengo mis limitaciones, hay días que no me levanto con ganas ni siquiera de decir buen día y días que ni me levanto siquiera, es una realidad, entonces no puedo asumir un compromiso, pero si alguien aparece y viene acá encantadísimo.

Sería bueno enseñarles a los pibes que no tienen ocupación o no saben que hacer.
HORACIO- Sí sería buenísimo, pero hoy los chicos están en otra.

Horacio, la verdad que un gusto ver tus trabajos, ver que este tipo de artesanías y oficios siguen perdurando a pesar que hoy viene todo hecho en serie, fabricado en otros países; y ver algo artesanal y con la calidez de quien le da su amor al elaborarlo, y que aparte embellecen notablemente el hogar, es realmente muy gratificante. 
 HORACIO- muchas gracias, te agradezco la visita, espero que esta nota sirva para que aquellos que lean y tomen conciencia no de lo que yo soy, si no de como estoy, y como yo siempre digo mientras que hay vida hay esperanza.

Horacio por favor danos el número de teléfono, por si hay algún lector que este interesado en tus trabajos.
HORACIO- Mi número es 154 666 121, y mi domicilio es Villa Oculta casa D 10, preguntan por la Chiqui y llegan a mi casa.

¿Me dijeron también que sos locutor?
HORACIO- No, soy un caradura (muchas risas), locutor no, estuve animando un evento que se realizó en la radio de Villa Del Parque FM 88.1 y fui invitado para conducir porque el personal de la radio iba a estar abocado a otras tareas en la radio…

Y te engancharon a vos.
HORACIO- Sí, pero fue un placer para mí que me hayan invitado, y un orgullo haber participado sin tener la mas mínima experiencia, pero sabiendo que todo salió bien.

Te deseamos felices fiestas.
HORACIO- Les deseo lo mismo para ustedes.