sábado, 21 de septiembre de 2013

EL ARTE DEL DESPLAZAMIENTO: “PARKOUR”

ENTREVISTA A JOAQUÍN, ARIEL Y LAUTARO

Por: Esteban Ledesma, 14 años | Alexis, 11 años | Hernán Vargas
Fotos: José Almeida


Parkour, también conocido como l'art du déplacement (el arte del desplazamiento), es una disciplina de
origen francés que consiste en desplazarse en cualquier entorno (en ambientes urbanos o naturales), usando las habilidades del propio cuerpo, procurando ser lo más rápido y fluido posible y efectuando movimientos seguros y eficientes. Esto significa superar obstáculos que se presenten en el recorrido, tales como vallas o barandas, muros, etc. Los practicantes del parkour son denominados traceurs (traceuses en el caso de las mujeres). El entrenamiento del Parkour debe ser progresivo y seguro. El objetivo del entrenamiento (que puede variar con cada practicante) es formar personas fuertes física y mentalmente capaces de responder ante una emergencia y ser útiles a la sociedad. Este método de entrenamiento fue desarrollado por David Belle y su grupo de amigos a principios de los años 90 inspirados en el "Método natural" de Georges Hébert. Los practicantes de la variante del Parkour denominada erróneamente "free running" buscan principalmente la belleza en los desplazamientos, realizando acrobacias y movimientos estéticos derivados de la gimnasia.

Esteban: ¿Cómo se llama esa disciplina?
Joaquín: Esta disciplina se llama Parkour.
Ariel: y también en otros lados se llama “free running”. 
Alexis: ¿Y qué significa ese término en inglés?
Joaquín: Significa "Corrida Libre".
Esteban: ¿Requiere una preparación física?
Joaquín: Sí, requiere una preparación física, y la solemos hacer en algunas prácticas y en otras nos olvidamos (risas) pero hay que hacerla para no correr riesgos de lastimarnos. Es una entrada en calor.
Esteban: ¿Necesitan una indumentaria especial?
Lautaro: No, la ropa en particular no es lo que importa mucho, más que nada porque casi siempre se va a romper al hacer este deporte, nosotros recomendamos la ropa deportiva que sea para romper, no ropa para salir porque definitivamente se van a ensuciar o se puede romper.
Joaquín: Es por el movimiento, en todos los deportes ocurre, es porque, por ejemplo, las zapatillas de tanto usarlas las terminas rompiendo, acá ocurre lo mismo.
Alexis: ¿El calzado es especial?
Joaquín: Utilizamos zapatillas deportivas y, si se puede, sin cámara de aire porque puede explotar y hacerte mal el tobillo.
Esteban: ¿Qué tipos de lugares se eligen para hacer esa actividad?
Ariel: Acá en Santa Fe puntualmente el parque del Sur y la costanera, ya que hay varios desniveles y barandas. Cuanto más desniveles y lugar para saltar mucho mejor para nosotros para entrenar.
Esteban: ¿Conocen otros grupos que hacen la misma disciplina? ¿hay competencias oficiales?
Joaquín: Conocemos a muchos grupos más, de Rosario, Córdoba, Santa Fe, Paraná, pero no hay competencia, nos ayudamos mutuamente para aprender un poco más, un concepto básico para hacer Parkour es que no hay que hacer ningún tipo de competencias, el Parkour se hace para uno mismo y no para los demás, o para mostrar.
Lautaro: Particularmente creemos que en Argentina no se hacen competencias, capaz que en EEUU, los yanquis, en el futuro transformen esta disciplina en un deporte, porque no es un deporte porque deporte pasa a ser cuando es competitivo.
Esteban: ¿Tienen algún instructor?
Lautaro: No, nosotros nos enseñamos entre nosotros, yo le puedo enseñar a él lo que se y él a mí, lo que si hay es organizadores que son personas más grandes que nosotros que disponen donde entrenar, a qué hora y todas esas cosas, pero profesor no.
Esteban: ¿Conocen dónde se originó esta disciplina?
Joaquín: Esta disciplina se originó en Francia, le dio el nombre un señor llamado David Belle, hace unos 8 años y, fue mutando por así decirlo, y se fue mezclando con el “free runnig” para hacerlo más vistoso, agregándole mortales; la idea original de darle fluidez era llegar de un punto A a un punto B lo más rápido posible, esto, ahora, se anula un poquito y se lo intenta hacer un poco más vistoso.
Esteban: ¿les gustaría tener una indumentaria especial y que el grupo tenga un nombre?
Lautaro: Tenemos indumentaria especial, unas remeras (nos muestran su remera) con el símbolo del grupo, el grupo se llama Parkour Santa Fe, hay otros grupos en Santa Fe, se llaman Los Jumpers, Los JumpsUrbans y Parkour del Norte y se arman estos grupos porque quieren pertenecer a grupos nuevos o porque están medio lejos, hasta hubo un grupo Parkour Colastiné que como tenían lugar allá para entrenar no se venían hasta acá porque les quedaba muy lejos. A parte de la remera hay un buzo de invierno, no es necesario que todos los chicos los tengan, no es como un equipo de fútbol que tenes que tener la vestimenta para poder jugar, nosotros no. Ahora queremos agregarle un pantalón.
Alexis: ¿Ayuda el Parkour para que puedan hacer otra actividad, ya sea física o en la escuela?
Joaquín: El Parkour te prepara físicamente todo el cuerpo, desde los tobillos hasta la cabeza y ayuda por si querés empezar otra actividad u otro deporte. 
Lautaro: Para el Parkour no es necesario tener el físico sino estar bien de la cabeza, requiere precisión y concentración, un salto mortal impreciso, la palabra lo dice, es mortal, te podes lesionar, si vos estás mal de la cabeza no podés hacer esta disciplina porque es obvio que te vas a lastimar.
Hernán: ¿Sus padres qué dicen cuando los ven practicar?
Joaquín: Hay un problema con eso porque piensan que como nos ven practicar haciendo mortales lo primero que vas a hacer al entrar es eso, y no, yo hace dos años que entreno y empecé con los trucos más básicos donde no tenés riesgos salvo rasparte el codo o la rodilla, cuando entra alguien en el grupo lo que hacemos es orientarlo pero se avanza rápido porque tenemos más experiencia para enseñar pero a medida que pasa el tiempo y los vamos viendo le decimos que cosas puede hacer y qué cosas no. 
Hernán: ¿Hay rango de edad para empezarlo y practicarlo?
Ariel: Nosotros pusimos un límite porque si son muy chicos no queremos hacernos responsables porque los padres pueden preocuparse mucho o podemos tener algún problema. De los 14 o 15 años hasta lo que quieras. 
Hernán: ¿Cómo y por qué se acerca la gente a practicar?
Joaquín: Porque nos ven en vivo o en una nota que nos hacen, porque nos ven en la tele.
Esteban: ¿En el grupo hay chicas?
Joaquín: son pocas porque algunas no quieren, pero no importa el sexo, incluso hay profesionales en esto que son mujeres.
Lautaro: Las mujeres llegan a ser mejores que los varones, por una cuestión de elasticidad, de elongación, de peso, quizás es más costoso para animarse que el hombre, pero una vez que ingresa al grupo aprende más rápido. Nosotros también nos preparamos en gimnasios, donde hay elementos para saltar y van las chicas a practicar.
Hernán: ¿Creen que esto es algo de moda o ya lo van a asimilar para toda la vida?
Joaquín: Es algo que lo tengo incorporado, cuando no tengo algo más importante como la escuela trato de entrenar, es algo en mi naturaleza, es totalmente normal salir a hacer Parkour. No me gustaría que sea una moda porque no me gusta que entre gente para hacerse ver, se pierde la filosofía del Parkour en sí. 
Ariel: Sí, nos ha pasado que entra mucha gente, una o dos semanas y luego no viene más. 
Lautaro: La gente que ingresa piensa que van a entrar haciendo mortales y quieren aprende rápido y no es así, hay un proceso, y capaz la tercer clase se empiezan a aburrir y dejan el grupo.
Hernán: ¿Les interfiere el Parkour con las obligaciones, como la escuela, por ejemplo?
Joaquín: No, es una actividad de tiempo libre y ayuda a superar miedos, a concentrarnos, por ejemplo para hacer una mortal, superas miedos y aprender de ir de a poquito y eso lo implementas en tu vida. 
Hernán: ¿Qué días practican y dónde, así los lectores o los chicos los pueden ir a ver?
Joaquín: Tenemos prácticas oficiales, a veces practicamos en la semana, pero las oficiales son los sábados en el Parque Sur, el Parque de las Tres Culturas o a veces en la Costanera, cerca de canal 13, del Club regatas.
Lautaro: Desde las 15:30 y termina cuando oscurece, en invierno hasta las 18:30 por el frío y en verano nos quedamos más tiempo.
Joaquín: Intercalamos de lugar para que no se torne aburrido.

Gracias por su visita, estamos agradecidos que se hayan acercado a La Búsqueda para informarnos y conocer esta disciplina nueva, y esperamos poder ir a verlos algún día en vivo y en directo, muchas gracias a los tres.