lunes, 25 de agosto de 2014

¡Qué no pase y qué no se nos pase!



CONCURSO PERIODISMO JOVEN. Edición 2014
Mención Especial: Aarón Leonel Zonzoni, 14 años, Escuela N° 511 “Juana Azurduy”


Los niños tienen que jugar y reírse. ¡Que nadie les ponga una mano encima!

En el barrio Yapeyú de la ciudad de Santa Fe vivía un chico llamado Marcos. Le gustaba su barrio porque le quedaba todo cerca… el supermercado, el kiosco, todo. La casa no era ni muy grande ni muy chica, tenía dos dormitorios, un baño y el comedor. La familia era sencilla y estaba formada por Marcos, su hermano menor, sus dos hermanas mayores y su mamá. La familia no estaba bien económicamente debido a que el padre se había ido. En realidad los padres se habían ido porque no eran todos los hermanos del mismo padre.
Las hermanas mayores hacían lo que fuera por sus hermanos: Florencia, la de 7 años, siempre lo cuidaba a Marcos y Magalí, que tenía 6 años, era la más valiente. Todos decían que Florencia y Magalí eran mellizas y ellas se enojaban porque eran distintas.