lunes, 21 de septiembre de 2015

Cuentos con Arpa

ENTREVISTA A MARÍA EMILIA GAGNETEN DE MANTOVANI

Por: Hernán Vargas / Agustina Ordóñez, 12 años / Alexander Ordóñez, 11 años / Juan Pablo Racamato, 13 años / Ángel Barrios, 11 años


Fotos: Hernán Vargas

-María Emilia- Me llamo María Emilia Gagneten de Mantovani y creo que los chicos están intrigados por saber cuantos años tengo. Bueno, tengo 69 años.
- ¿Cuánto tiempo llevas tocando el arpa?
-María Emilia- Hace más o menos  cinco años que empecé a estudiar arpa; desde chica estudie   piano, terminé la carrera, me recibí, y soy profesora de piano, y sigo practicando. Después de grande, como el arpa es un instrumento que siempre me gustó, le dije a mi esposo: Qué tal si empiezo?  Me contacté con una arpista de Santa Fe, Patricia Nin, fui a la casa, me gustó y tomé lecciones con ella. Después quise profundizar más y estudié audio perceptiva y entonces seguí en el Liceo Municipal donde actualmente sigo tomando clases con Alejandra Borré, que es la profesora de arpa. Cuando supe que se puede estudiar Arpaterapia, estudié. Eso lo conocí a través de Internet, estuve buscando, averiguando referencias, hasta que me contacté con un programa que es el IHTP-International Harp Therapy Program, de Estados Unidos, tiene sede en San Diego, California. Aprobé un primer cuestionario para ser admitida, es un curso on line durante un año, que es el tiempo que se estima, pero cada uno lo puede alargar si lo necesita. Hay un tramo del programa que hay que hacerlo presencial, entonces buscamos un punto intermedio que es Belo Horizonte. La profesora viajó hasta allí, donde hay otra alumna e hicimos la práctica con la directora del programa que es Christina Tourin, y a partir de eso tengo el Certificado aprobado no solo por este programa sino  también  por el Programa que nuclea a todos los alumnos que han seguido Arpaterapia en los Estados unidos, y nos habilita para poder trabajar en distintos lugares, como clínicas, hospitales, escuelas, bibliotecas, en casa particulares, Hogares, etc.